viernes, octubre 13, 2006

CREPÚSCULO

Con perversidad implacable me trata la vida,
me cerró todas las piernas que fui encontrando
justo cuando más podía ocuparme de atenderlas.

Ahora cuando solo las mañas me dejan sobrevivir
a una noche de esas tantas veces anheladas
se me ofrecen los muslos con los que no puedo.

® Alfredo Cedeño

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu poesía te deja desnudo
y me hace amarte...!!!

Anónimo dijo...

En el tiempo del crepúsculoº la claridad enceguece por la noche. Ch.

ºDel lat. crepuscŭlum