martes, octubre 17, 2006

HUELLAS

Ella pasa con pisada fresca
y su sandalia le golpea el talón
suave y cuidado hasta el deseo
sus dedos deliciosos se crispan
como anticipo de orgasmo
y sus tobillos se esconden arteros
en una cinta que anuncia placeres.

Ella se acerca con vaivén de canción
y su falda se le amolda al muslo
que se presume delicado
y lleno de regocijos para mi cintura
como balbuceo de carteles en sus pezones
donde encontrar caminos
a mi tumba que todavía no han abierto.

Ella se marcha y me deja besos escondidos
en cada recuerdo del mundo
que se pierde en sus ojos ahora sin llanto
como una tarde sin lugar
para seguir sin rumbo por las islas
donde no habrá una emisora
para las canciones de amores y espejismos.

® Alfredo Cedeño

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosos versos Alfredo. Besos.

Patricia Helena Velez R.

Anónimo dijo...

Ella pasa, se acerca y se marcha pero siempre piensa en ti....

Hermoso!!!!!
Un beso grande
Gata

Luna dijo...

Mi piel tiene memorias de tus manos... El desnudo de mi entrega tiene tu perfume, tu costado, tu aliento, tu sabor... y mis fracasos
Mi piel tiene sonidos de ternuras vibrando y cada encuentro al atardecer tiene rastros... la luz velada del deseo y el rostro del amor amaneciendo

Luna

Herminia Castro dijo...

Qué hermoso verso , Dios te bendiga siempre .
Graciss
HC .