jueves, octubre 12, 2006

SIEGA

Por los rincones de mi casa busqué un beso a medias
para consolarme de las torpezas que me dejaron sin ti
y cantando sobre una nube me llené de arena la cabeza
desafiné sin compasión con el diapasón y bailé arrítmico
contando las rebajas de frecuencia coital en el invierno.

Un tren pasa silbando en la tele y me subo con un bolso
para llegar a las calles de Estambul a comprar dátiles
y robarme el beso de una viuda turca de culo acelerado
hasta que el anuncio asexuado de una nueva máquina
para lavar pantaletas al seco me deja en tierra otra vez.

Saco la cara por la ventana y me lleno de sol con susurros
para recordar que soy un cabronazo sin remedio posible
cuando la vecina del ocho se baja de su carro con falda corta
y me largo a una isla del Caribe con ella en cueros y rijosa
hasta que su dedo medio derecho se me extiende directo.

Vuelvo a mis rincones con la paciencia agónica de un gato
que no sabe buscar un espejo donde encontrar dos ratones
y sacudiendo los esperpentos de las palabras sin sentido
dejo que la razón me vaya colocando la fragilidad bajo el corazón
para que la guadaña de la soledad corte las piernas de las culpas.

® Alfredo Cedeño

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Amor mio, aqui estoy, sabes que cuentas conmigo para "que la guadaña de la soledad" no llegue hasta tí. Ya nos encontramos, ya estamos juntos, sumemos ahora nuestras vidas, con defectos y virtudes y que nada nos detenga.

Anónimo dijo...

Después de esa siegaº, levanto la última laja donde guardaste fragilidades y mi corazón se asusta de ver las mías. Ch.

ºDel verbo segar (Del lat. secāre, cortar)

Anónimo dijo...

Nunca te he dado besos a medias y lo sabes? pero tu torpeza hace que los veas así, por eso, es mejor que te deje para que sigas buscando, cantando y bailando y vivas tu mundo con la cabeza llena de arena.
Pero siempre te querré a pesar de todo y lo sabes también.

CT

Anónimo dijo...

Que hermoso le cantas tu a la vida.
Me sublimizas

Anónimo dijo...

Me encanta la desnudez, la pasión, la impudicia y el atrevimiento de tus versos, y que no decir de las metáforas. Besos Alfredo.

Patricia Helena Velez R.

Anónimo dijo...

Qué prolífica obra y cómo mantienes la calidad en cada escrito! Felicitaciones Alfredo. Llevas un motor de energía interna y un caudal poético incalculable. Vengo leyéndote desde que entré y observo cúanto estás brindando de ti a la Poesía. Gracias de corazón por tu arte y esa singularidad que te distingue.
Un fuerte abrazo

Jeniffer Moore